Los fanáticos acampan frente del predio de la AFA a la espera de los jugadores

Una copa del mundo para celebrar a los campeones. / Foto: VIctoria Gesualdi. Banderas y camisetas: el uniforme celeste y blanco. / Foto: VIctoria Gesualdi.

Decenas de hinchas acampan en torno al predio de la AFA en la localidad bonaerense de Ezeiza, a donde se espera para después de la medianoche la llegada de los jugadores de la selección argentina de fútbol que traen al país la Copa del Mundo ganada en Qatar.

El predio está rodeado por una gran cantidad de agentes de la policía bonaerense, que controlan para evitar que los hinchas trepen con intenciones de ingreso.

En la puerta principal de acceso al campo de entrenamiento, desde las primeras horas de la mañana, decenas de familias y grupos de amigos acampan y esperan a los jugadores mientras enarbolan banderas y visten la camiseta blanquiceleste. Pero a medida que avanzaba la tarde de este lunes se sumaron más fanáticos de la Scaloneta.

Maximiliano Ojeda, (33) de Montegrande, es trabajador en la empresa Xencal estructuras, que construye galpones, naves y produce herrería pesada.

Grandes y chicos hermanados por la alegría. / Foto: VIctoria Gesualdi.
Allí ayudó a construir una Copa del Mundo de tres metros de altura y 180 kilos de peso, que fue trasladada con una grúa hasta el lugar.

“Pudimos hacer la copa gracias a los jefes, que nos dieron la oportunidad”, dijo Maximiliano a Télam, quien espera en el lugar con su jefe y compañeros de trabajo.

“La copa que hicimos tiene una base de acero, hierro torcido y arriba yeso para darle la forma redonda. Lo demás es pintura y revestimiento”, explicó sobre la obra dorada que brillaba al sol y con la que todos se sacaban fotos.

Claudio Calcaño (58), “el jefe” junto a unos ocho trabajadores de la empresa estuvieron desde temprano en el lugar.

En la zona ya está instalado un operativo policial. / Foto: VIctoria Gesualdi.
Hoy sólo trabajamos para traer la grúa y la copa, que llevó una semana construirla. Esta noche la pasamos acá y en un rato llegan más trabajadores”, dijo Calcaño a Télam.

Luego agregó que sufrieron “una barbaridad el partido de la final, pero esos pibes -por los jugadores- son un ejemplo porque nos transmitieron la unidad del grupo. Ojalá que lo mismo podamos todo el pueblo unido”.

El hombre contó que también recuerda los Mundiales de 1978 y 1986.

En tanto, Maximiliano Pasini (30), administrativo de la misma empresa que construyó la copa, dijo a Télam que cuando se enteró “de que íbamos a hacer la copa dije: – ‘uy, qué arriesgado, por si perdíamos’, pero por suerte no ocurrió”.

“Es la primera vez que veo campeón a la Argentina. Estoy feliz. Llegamos hoy a las 11 y ya estaban los de la grúa con la copa, así que estoy re emocionada, no veo la hora de que vengan para verlo a Messi, al ‘Dibu’, a Di María, a todos”, dijo a Télam Cintia Asuada (28) estudiante de enfermería que fue desde Laferrere junto a su pareja, Lorenzo Soreire (30), en moto para acampar en la puerta del predio de la AFA y ya tenían armada la carpa para esta noche.

El predio donde dormirán los campeones. / Foto: VIctoria Gesualdi.
“Nos vamos a quedar hasta que vengan, yo estoy sin voz, soy chofer y pedí dos días en mi trabajo para venir a acampar”, dijo a Télam la pareja de Cintia.

“Siento un orgullo enorme por la Scaloneta”, agregó el joven que vio la final en familia con su madre, su pareja y sus hermanas, entre 10 y 15 personas, con todas las cábalas: “comer juntos y las banderas arriba del techo”.

Matías Rodríguez, (45) de Ezeiza, es estilista y aseguró a Télam que fue “el último peluquero de Diego Maradona”.

Fue al lugar a acampar junto a toda su familia, entre ellos sus hijos de 7 y de 24 años.

Nos vamos a quedar toda la noche acá y no me quejo porque estoy cerca de mi casa. Vino hasta gente de Tucumán y de Santa Fe, yo no me puedo quejar, esto es único e irrepetible”, aseveró a Télam.

Foto: VIctoria Gesualdi.
El peluquero contó también cómo fue ser el peluquero de Maradona:

“Fue raro porque yo atiendo a Vero -por Ojeda, la ex mujer del ex futbolista- y a Dieguito -el hijo del aún astro del fútbol mundial-. A Maradona le corté el pelo en su última vez, hubiese querido que hoy esté acá entre nosotros”, agregó con su voz entrecortada.

“Siempre digo que le cortaba el pelo a Diego, no a Maradona, porque lo caracterizaba la simpleza. Me pedía el corte de la rayita, era algo muy lindo, eran los 40 minutos más lindos de mi vida. Obviamente no le cobraba, fue inolvidable”.

“Estamos en un lugar estratégico por donde seguro va a pasar el micro, así que esperando y viendo cómo se va armando esta fiesta que es hermosa”, concluyó.

En el lugar se respira un clima de ansiedad, orgullo y alegría que llevó a mucha gente a “dejar todo” para estar ahí porque es un momento “histórico”, resaltó Christian Alvarez (42) de Merlo que sostenía una bandera de Argentina y una camiseta con la foto estampada de Messi festejando un gol.

Alvarez fue a acampar allí con sus cuatro hijos, el mas chico tenía 12.

“En el tiempo que Messi se fue ‘haciendo’ ellos -por sus hijos- iban creciendo”, dijo el hombre que trabaja “en la calle” vendiendo herramientas en talleres y “se la rebusca”.

“Para mí esto es una fiesta inolvidable, hoy me tomé el día para esperar a los jugadores, llegamos a las 9, y nos quedamos a dormir, trajimos hasta para cocinar”, agregó.

“Queremos ver a todo el plantel porque venimos año tras año acompañando a los jugadores, este equipo hizo historia, y eso queda sellado, representan la lucha de perserverar todos los días”, concluyó el hombre.

Foto: VIctoria Gesualdi.
Las familias armaron las carpas bajo los árboles para tener algo de sombra en la vigilia en un día a pleno sol. Entre ellas estuvo la de Elizabeth Baldovino que acampa en el lugar desde las 7 de hoy junto a su familia y amigos y viajeron desde Rafael Calzada, Adrogué.

Los jugadores favoritos de las y los niños de esta familia, que tienen entre 4 y 8 años, son “el Dibu” y “Messi”.

“Tenemos un negocio y lo cerramos por hoy. Vamos a quedarnos hasta que lleguen, para verlos aunque sea un ratito”, concluyó la joven.

Debido a la multitud que se estima que irá a recibir a la Selección, se prepara un gran operativo con personal de seguridad vial de Corredores Viales, Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Ni bien arribe el equipo y sus familiares, en dos vuelos, la aeronave se dirigirá hacia el FOB VIP, que Aeropuertos Argentina 2000 posee en la zona cercana a los hangares de Aerolíneas Argentinas en Ezeiza, y, desde allí, el plantel se dirigirá hacia el predio de la AFA, ubicado muy cerca, sobre la autopista Riccheri, el primer destino en estas tierras luego de su triunfo histórico.

Foto: VIctoria Gesualdi.
Unos 3.300 efectivos de la policía bonaerense custodiarán el regreso de la Selección Nacional de Fútbol y la Copa obtenida en el Mundial Qatar 2022 desde Ezeiza hasta la ciudad de Buenos Aires donde los jugadores celebrarán con el pueblo en el Obelisco la obtención de la tercera Copa Mundial de fútbol para nuestro país.

Según precisó una fuente del Ministerio de Seguridad bonaerense, ya se puso en marcha el Operativo Retorno al país de la Selección Argentina en el marco del cual se afectarán a unos 3.300 efectivos.

“Este operativo se desplegará hasta que la Selección abandone nuestro territorio”, remarcaron, ya que en la ciudad de Buenos Aires otras fuerzas se encargarán de la custodia de los jugadores en su marcha al centro porteño.

Según el diagrama al que accedió Télam, se desplegarán 3.300 efectivos, 64 móviles, 115 motos, 3 camiones, 3 camionetas de ataque rápido y un contenedor de explosivos.

Además participarán 27 minibuses, dos ambulancias con chofer, un centro de rehidratación, 3 grúas, dos talleres móviles y 4 drones.

Foto: VIctoria Gesualdi. Foto: VIctoria Gesualdi.

Adblock test (Why?)

What's your reaction?
0Me Gusta0No me gusta0Me divierte0Me entristece

Agregar tu comentario

Generated by Feedzy