Miles de jujeños honraron a la Virgen del Rosario en Río Blanco

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

Miles de familias, en compañía de sus enfermos, peregrinaron este domingo hasta el santuario de la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, la santa patrona de la provincia, para pedir por salud, protección, y en agradecimiento por las bendiciones recibidas que multiplican la fe del pueblo jujeño. 

Este fue el tercer domingo de peregrinación al santuario situado en la localidad de Río Blanco, a 7 kilómetros de San Salvador de Jujuy, donde se celebraron misas en la mañana, con un ir y venir constante de feligreses que llegaban para renovar su fe católica.

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

“Después de 14 años la Virgen y el Señor me devolvieron la salud, no del todo, pero me siento bien. Me amputaron el dedo, me agarró una isquemia en el pie, me tomó la columna y quedé en silla de ruedas”, contó a Télam María del Carmen Lamas, que asistió al campito de la Virgen para presenciar una de las misas.

Relató que por la “fe grandísima” que le tiene a la santa patrona pudo recuperarse, por eso es que la honra en cada actividad litúrgica que participa en octubre, el mes dedicado a la virgencita. 

“Nada es imposible, me promesó mi mamá desde los cinco años, desde ahí siempre que pude vine” hasta el santuario, contó.

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

“Vengo a dar gracias y a pedir a todos los enfermos, en especial por mis hijas, a una la operan mañana y otra está en estudio. Sé que ella las va a proteger”, dijo la mujer de 63 años, que iba a pasar con toda su familia por el Día de la Madre. 

Como cada domingo de octubre, son numerosos los pobladores que asisten al templo de Río Blanco -lugar donde la virgen apareció ante los Paypayas, la comunidad indígena que habitaba la zona- para orar y rezar a la Virgen María.

“Este domingo vi muchísima gente, que bueno que sea así, que se crea en la Virgen, que ese movimiento de fe nos haga reflexionar y ayude a solucionar muchas cosas que nos pasan. Nuestra Virgen y Jesús también son ese medio”, expresó Juan Bautista, quien pidió a la patrona que “nos de fuerza para salir adelante”.

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

El hombre de 61 años participó de la misa presidida por el obispo de Jujuy, César Daniel Fernández, en el campito de la Virgen junto a su mamá, Basilia Puca, de 95 años, que se movilizaba en silla de ruedas. “Siempre venimos el domingo dedicado a los enfermos. Mi mamá no puede caminar, pero gracias a Dios y a la Virgen por la bendición que le dio ella está bien de salud”, expresó.

Bautista, quien llegó desde el barrio Alto Comedero, comentó además que tenían previsto agasajar a su mamá en este Día de la Madre con un asado junto a otros familiares. Muchas familias prendieron velas frente a la imagen de la Virgen y le rogaron por la unidad la familiar, la protección y la salud de todos de todos los enfermos.

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

“En nuestra familia somos muy religiosos, yo que participo en la comunidad de San Ignacio estoy más aferrada a la creencia, aunque no puedo venir todos los domingos, elijo este domingo por las madres y por los enfermos, como varios entre nosotros”, relató a Télam Eugenia Bogarín, quien llegó al santuario acompañada de su mamá Blanca, de 80 años y una sobrina.

El pedido a la Virgen fue “principalmente” por su mamá, de 80 años, porque “le agarró depresión y hace dos años está así, sin poder recuperarse. Hay días que no tiene ganas de tomar ni beber nada”.

Las tres se despertaron este domingo muy temprano para peregrinar desde su casa el barrio Malvinas de San Salvador de Jujuy en una jornada a pleno sol.

“En mi caso tengo tiroides, la mayoría de mis hermanos tienen diabetes y mi sobrina también. Por ellos también pedí”, comentó.

Foto Edgardo Valera
Foto: Edgardo Valera.

En otro sector, una joven se mostró preocupada por la salud de su mamá, pero confía en que se va a recuperar ya que “empezó a caminar de vuelta con la ayuda de un andador después de un año” luego de ser operada de la cadera.

“Por suerte se está recuperando, es la segunda operación que tiene”, añadió Norma Canchi. 

El próximo domingo no habrá peregrinación a raíz de las elecciones presidenciales, y recién se reanudarán el 29 de octubre con la peregrinación de los jóvenes.

En tanto, el sábado 4 de noviembre lo harán los gauchos y paisanas, mientras que el domingo 5 se prepara “la fiesta del pueblo” en Río Blanco.


source

What's your reaction?
0Me Gusta0No me gusta0Me divierte0Me entristece

Add Your Comment